Sou: Resultados integrados

La nueva submarca llama la atención hacia formas más inteligentes de consumo y propone un nuevo modo de producir, que ya influye en otras líneas de natura

“¿Para qué usted necesita lo que no necesita?” A lo largo de tres años, la pregunta fue formulada y reformulada numerosas veces por decenas de personas de áreas distintas de Natura involucradas en el proceso de desarrollo de una nueva submarca. El desafío era lanzar una línea de uso diario que estuviese fuertemente conectada a la esencia de Natura, enfocada en el desarrollo sustentable. Así nació la submarca Sou, lanzada en junio de 2013 y que ya ha contribuido con los resultados de ventas y ambientales de Natura en el segundo semestre del año pasado.

Cada detalle de la nueva línea fue pensado para optimizar el proceso productivo y comercial, llevando un producto de menor costo y ambientalmente más sustentable a los consumidores. Alineado al precepto de incentivar la reflexión sobre temas contemporáneos y relevantes, Sou también tenía el desafío de abordar el consumo consciente, combatiendo los excesos y desperdicios, pero garantizando toda la calidad de Natura. “Buscábamos establecer un diálogo directo con nuestros consumidores y un modo de conversar con el público de los ambientes más urbanos. En el proceso creativo, pensamos que nuestro tema era el consumo consciente”, recuerda Fabiana Pellicciari, directora de Unidad de Negocios. “En nuestras encuestas estaba muy claro que el consumidor ya entiende el valor de los productos pensados de forma más sustentable, pero todavía no quiere, o no puede, pagar más por eso. El consumo consciente no es otra cosa que un nuevo modo de ver la vida, con un enfoque mucho mayor sobre lo que es necesario. Comenzamos a preguntarnos: ¿cómo hacer un producto que concentre lo esencial, desde el punto de vista del consumidor?”, concluye.

 

Se llegó, entonces, a una fórmula con menos ingredientes y 80% vegetalizada. “Percibimos que podíamos convivir con una fragancia sola y dispensar el uso de colorantes, que tienen poca relevancia para el consumidor”, recuerda Fabiana. El embalaje único para los 27 ítems de la línea tiene el formato pouch, desarrollado con 70% menos plástico que los convencionales y que permite usar hasta la última gota del producto. El nuevo embalaje también proporcionó ganancias en la etapa de distribución, con un mayor número de ítems acomodados en un mismo vehículo.

Para el proceso productivo fueron adquiridos equipamientos industriales exclusivos, que permitieron una reducción del consumo de energía, de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y de la generación de residuos en todas las fases de producción.

El desarrollo de Sou ya influye en cambios en otras submarcas. Aún en 2013, Natura lanzó nuevas recargas de la línea para el cabello Natura Plant con el formato pouch – el mismo utilizado por Sou, que tiene menor impacto que las recargas tradicionales.

Se espera que, así como el lanzamiento de la línea Ekos, en 2000, dio origen a una serie de innovaciones de Natura, como el modelo de relación con las comunidades proveedoras y el uso de nuevos activos de la socio-biodiversidad, Sou pueda generar aprendizajes que serán incorporados a toda la cadena de la empresa.

Principales diferenciales

Hasta la última gota: el diseño permite usar el producto hasta el fin
Fórmula sin exceso: con ingredientes vegetales sin colorantes
Lo que es importante permanece: hidratación, textura envolvente y deliciosa fragancia
Proceso eficiente: menos desperdicio, menos tiempo de fabricación y menor gasto de energía
Nuevo embalaje: 70% menos plástico y 60% menos emisión de gases contaminantes

El destino del embalaje es el próximo desafío

Los beneficios en las etapas de producción y distribución de la nueva línea Sou estaban asegurados con los embalajes con formato pouch, con reducciones significativas en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y en la generación de residuos. Pero un desafío aún lo está trabajando el equipo involucrado en el proyecto: el embalaje está compuesto por una mezcla de plásticos poco trabajada por las cadenas convencionales de reciclaje.

Para viabilizar técnica y comercialmente el reciclaje del pouch de Sou, Natura estableció asociaciones con investigadores externos, en busca de soluciones que permitan la reinserción del material en la cadena productiva o que éste sirva de insumo para otras industrias.

Después del lanzamiento del desafío por medio del Natura Campus, plataforma de innovación abierta de la empresa, esos socios/aliados identificaron diferentes aplicaciones tecnológicas e ítems en las cuales el pouch descartado después del consumo se puede emplear. Esos resultados van a dirigir la construcción de una estrategia para el destino final del embalaje de Sou.

Además de lanzar recargas con el mismo formato pouch de la línea Sou, reduciendo significativamente la generación de residuos, la submarca Natura Plant recibió nuevos embalajes, producidos con plástico verde, con reducción de emisión de gases de efecto invernadero (GEI). La línea también renovó su cartera, con nuevas fórmulas, y sus embalajes pasaron a contener la descripción del producto en Braille, para personas con deficiencia visual.

La submarca de maquillaje Aquarela fue relanzada con una colección inspirada en el movimiento modernista brasileño, con una formulación más ligera, nuevas texturas y embalajes con nuevo diseño, desarrollados de forma optimizada para generar también menos impacto ambiental.

Otra novedad del año fue el lanzamiento del Natura UNA BB cream, una base multi beneficio con FPS 30, que uniformiza el tono de la piel, controla la oleosidad, hidrata y protege la piel de los rayos solares.

Ampliando la presencia de insumos de la biodiversidad brasileña en la producción de Natura, la línea Natura Ekos lanzó cuatro nuevos productos a partir del aceite de açaí, dos que utilizan el buriti y uno con hojas de yerba mate, además de dos nuevas aguas para baño.

Las submarcas Natura Homem, Naturé y Tododia también lanzaron productos exclusivos para el verano.